3 razones por las cuales ser el último, en algunos casos, es mejor

By
 In Blog

Albert Einstein dijo la famosa frase, “Nunca terminas hasta que dejas de intentarlo”. A todo el mundo le gusta ser el primero en todo, pero a menudo es mejor ser el último. He aquí por qué:

A continuación se presentan algunos ejemplos de porqué vale la pena que seas el último en el sector inmobiliario:

1. Ser el último en renunciar:

Yo era la quinta persona en visitar un departamento en venta. El dueño había estado tratando de vender esta propiedad vacía, sin éxito, durante 6 meses sin la ayuda de ningún comercializador. El departamento estaba muy limpio y en muy buen estado, pero el vendedor no había publicado correctamente la misma ni tendía mucho tiempo disponible para atender a los posibles compradores.

Además este departamento se estaba vendiendo en medio de un período de “colapso” del mercado inmobiliario.
En nuestra primera reunión, junto con el propietario y yo hablamos durante más de 2 horas. Hablamos de amigos, familia, vacaciones, aficiones, trabajo, negocios, la propiedad, y más.

Al finalizar la reunión le hice una oferta por este departamento, por un precio razonable desde mi punto de vista, pero un 20% por debajo del valor que pretendía el dueño.

El propietario dijo que no estaba interesado en esta oferta actualmente pero que lo llamara en un par de semanas. Fue lo que hice.
En el transcurso de 90 días, seguí en contacto con el vendedor haciendo diferentes ofertas cada vez que hablamos. Conforme pasaba el tiempo el vendedor se dio cuenta de que mis ofertas eran los únicos que seguían en pié, había recibido algunas más que se habían caído a medida que pasaba el tiempo.

Terminamos de cerrar 4 meses más tarde con una opción de compra por un valor 15% por debajo del precio que pretendía con una forma de pago que me permitía conseguir el dinero para cancelarlo en 6 meses. Con persistencia y determinación tuve la oportunidad de hacerme con el control de esta propiedad. Mi secreto fue ser el último en renunciar a este vendedor.

Según una encuesta del mercado:

– 2% de las ventas se realizan en el primer contacto
– 10% de las ventas se realizan en el cuarto contacto
– 78% de las ventas se realizan en el quinto al duodécimo contacto

2. Ser el último en perder la fe:

Durante el principio de mi carrera como inversor en el mercado de propiedades cometí muchos errores que me hicieron perder dinero, el tiempo, así como muchas oportunidades deje en el camino. Me dijeron constantemente que fracasaría o que el mercado no me permitiría ganar dinero. Yo fui siempre mi más fuerte y constante soporte.

Todo el mundo dio por vencidos mis sueños y mi capacidad de tener éxito, menos yo.

Sea su admirador número 1 y sabé que si alguien más ha tenido el éxito que deseas lograr para vos, no hay ninguna razón por la que no puedas obtenerlo. Sé el último en renunciar a vos mismo cada día.

3. Sé el último en salir:

Algunos de los consejos más fuertes y más valiosos, los obtuve de los contactos que he hecho en seminarios y reuniones del mercado inmobiliario. Si bien no soy normalmente una persona que adore quedarse hasta tarde charlando con desconocidos, hago una excepción para estas reuniones.

En conclusión, siempre habrá personas que son más inteligentes, más talentosas, mejor conectadas y mejor financiada que vos, sin embargo, no siempre ganan, aprende y conéctate a ellos.

Recordá ser el último en renunciar a vos mismo; entonces, incluso si usted no tenés el éxito que pretender hoy, todavía podés ganar.

Recent Posts