9 consejos simples para inversores principiantes en inmuebles

By
 In Blog

Basados en nuestra experiencia en el trato con inversores inmobiliarios, redactamos estos 9 consejos simples para que todo inversor principiante tome las mejores decisiones.

1. No escuches a ciegas a mí ni a nadie. Lo que funciona para mí no siempre va a funcionar para vos. Vos podrás estar en una situación o mercado diferente, con diferentes habilidades, y tendrás diferentes recursos. Piensa, analiza y haz lo que funcione para vos, siempre, en inversión no hay reglas rígidas para todas las situaciones.

2. Si no sabes lo que funciona como negocio para vos, seguí leyendo, escuchando, aprendiendo y hasta que te des cuenta que tipo de inversión es la mejor para vos. Tenemos muchos recursos en nuestra página y todos somos gratis. Leélos y una vez que aprendas de ellos y te garantizo que un plan comenzará a formarse en tu mente.

3. Recordá: No necesitas saber todo acerca de todo, sólo necesitas saber lo suficiente sobre el nicho y la estrategia que vas seguir. Al principio no te dejes confundir con muchísimo conocimiento. Concéntrate en lo que te importa.

4. La inversión inmobiliaria no es un deporte competitivo. Pedí ayuda, asesoramiento a otros colegas. Construí relaciones sanas y productivas. Aprendé de los que tienen más experiencia que vos.

5. Escribí un plan de negocios propio. No tiene que ser súper formal, pero debe ser por escrito. ¿A dónde querés llegar? ¿Cómo vas a llegar? Sin una hoja de ruta, es difícil mantenerse en el camino correcto.

6. Armá tus números, tus matemáticas, tu riqueza depende de ello, ni más ni menos. Tenes que ser conservador y realista en tus estimaciones, no te mientas a vos mismo, todo tu dinero está en juego.

7. Seguramente tendrás problemas, estrés, drama. No te sorprendas por el mismo, preparate bien para ellos. Los problemas son habitualmente un rompecabezas que tiene que resolverse, no son un callejón sin salida. Recordá esto cuando llegan los tiempos difíciles y te ayudará a mantener el estrés bajo.

8. Tratá a tu negocio como un negocio, no un hobby. Creá sistemas, procesos y normas que rijan la forma de hacer las cosas. Hacé de cuenta que le entregarás tu negocio a otra persona muy pronto – así que necesitarás tener un proceso cuidadosamente definido para hacer las cosas. Este proceso va a cambiar constantemente y eso es sano para tu negocio.

9. Compartí tus experiencias, errores, lecciones, éxitos, y más con los demás. Todos estamos juntos en este viaje! Nuestra página y las redes sociales en las cuales participamos son un gran lugar para hacer esto!

¿Tenés algún consejo para agregar?

Recent Posts